jueves, 15 de febrero de 2018

BE MY VALENTINE


BE MY VALENTINE


El día de San Valentín se lleva celebrando durante muchos siglos en el Reino Unido; en realidad es una celebración tradicional de los países anglosajones, que se ha ido implantando en el resto de países a lo largo del siglo XX.
La festividad surgió como una combinación de ritos paganos y cristianos. Hay mucha controversia en torno a su origen, debido a las numerosas leyendas existentes y al misterio que las rodea.
Los romanos ya celebraban una festividad en torno al 15 de febrero, a la que denominaron Lupercalia, con la que señalaban el comienzo de la primavera. 
Cuando la Cristiandad se extendió a lo largo del Imperio Romano, que incluía gran parte del Reino Unido, esta festividad se convirtió en el día en el que se recordaba a San Valentín. Los festivales paganos y cristianos se unificaron: el festival de Lupercalia se adelantó un día y San Valentín empezó a celebrarse el 14 de febrero.

¿Sabíais que hubo más de un San Valentín? Parece que fueron tres, pero aquí sólo hablaremos del más famoso de ellos, un sacerdote cristiano del siglo III que vivió en tiempos del Emperador Claudio II, conocido por defender el amor en el Imperio. Casó secretamente a parejas, a pesar de las órdenes del Emperador, que había prohibido los matrimonios al creer que los hombres no querrían ir a la guerra si tenían que dejar a sus mujeres y familias atrás. Cuando Claudio II supo de estas ceremonias, Valentín fue detenido, permaneciendo preso hasta su muerte, un 14 de febrero. 
Se dice que antes de morir curó la ceguera de la hija del carcelero (una leyenda posterior llega a afirmar que incluso se enamoró de ella), dejándole supuestamente una nota que firmaba “de tu Valentín”.

La carta de San Valentín más antigua de la que se tiene noticia es del siglo XV y fue escrita por Carlos, duque de Orleans. Se trataba de una poesía dirigida a su esposa y escrita durante su encarcelamiento en la Torre de Londres, tras su captura en la Batalla de Agincourt (1415). En el poema, el duque habla de su amor por su esposa y se refiere a ella como Ma tres doulce Valentinée  [mi dulce Valentina / enamorada]. Aún se conserva en el Museo Británico.
En 1601 San Valentín ya era lo suficientemente popular como para ser mencionado por William Shakespeare en algunas de sus obras.
Es en Inglaterra donde el intercambio de notas de amor el día de San Valentín se hizo popular. Ya era una práctica común en 1797, año en el que se publicó por primera vez The Young Man’s Valentine Writer, que contenía rimas y canciones sentimentales para aquellos que no escribían sus propios versos.


El abaratamiento de los servicios postales que tuvo lugar en el siglo XIX facilitó el envío de un mayor número de tarjetas de San Valentín. Hizo posible enviar tarjetas anónimamente (tradicionalmente, los mensajes de San Valentín han sido de carácter anónimo), y se hicieron tan populares que se empezaron a producir en masa. En la época victoriana las tarjetas evolucionaron a una forma más delicada con papel de encaje, añadidos de terciopelo, lazos, y los materiales que se usaban eran de la mejor calidad. Estas tarjetas con frecuencia escondían mensajes secretos tras los pliegues o lazos, ya que los padres victorianos eran muy estrictos y no permitirían que sus hijas recibieran ningún tipo de correspondencia a no ser que ellos la hubieran leído primero. En 1872 el servicio postal empezó a permitir el envío de pequeños paquetes, con lo que empezaron también a enviarse pequeños regalos.
Como la costumbre de enviar tarjetas, flores, chocolates y otros regalos se originó en el Reino Unido, este día sigue teniendo conexión con algunas costumbres locales inglesas. Por ejemplo, en Norfolk, un personaje llamado Jack Valentine llama a las puertas y deja dulces y regalos a los niños.



A mediados del siglo XIX, Esther Howland, de Massachusetts, introdujo las tarjetas de San Valentín en Estados Unidos, cuando empezó a importar papel de encaje y decoraciones florales desde Inglaterra, para finalmente empezar a producirlas en masa. Y desde Estados Unidos la celebración de San Valentín se extendió al resto del mundo.


sábado, 20 de enero de 2018

LA WEB MEMBRILLA.ES CONTRIBUYE A DAR DIFUSIÓN A NUESTRO PROYECTO

Nuestro Proyecto Erasmus+ KA101 "Un Colegio Plurilingüe" también es apoyado desde el Ayuntamiento de Membrilla y su página web membrilla.es

Os dejamos a continuación las noticias publicadas en dicho medio relacionadas con nuestro proyecto. Pincha en las imágenes para acceder a las noticias.





NUESTRO PROYECTO EN MEMBRILLA TV

Como siempre, nuestros amigos de la televisión local Membrilla TV, televisión que no sólo se ve en Membrilla, sino también en las localidades vecinas, colaboran con nuestro colegio dando difusión a las actividades que hacemos en el centro.

En su informativo semanal nos dedican unos minutos para informar de la Presentación del Tema del Año en nuestro colegio dentro de nuestro Proyecto Erasmus+ KA101 "Un Colegio Plurilingüe".

Os dejamos el vídeo del informativo para que podáis verlo. Podréis encontrar nuestra noticia en el minuto 6:57.


YA SABEMOS EL TEMA DEL SEGUNDO AÑO DE NUESTRO PROYECTO ERASMUS+ "UN COLEGIO PLURILINGÜE"




lunes, 15 de enero de 2018

Y NOS FUIMOS A OXFORD



Nuestro colegio es un centro educativo muy dinámico que siempre persigue la innovación educativa y la mejora de la práctica docente.
Y es por eso que, en busca de nuevas vías metodológicas que mejoren el aprendizaje de nuestros alumnos, cuatro maestras del centro han viajado hasta la ciudad de Oxford (Inglaterra) para formarse.
Nuestras compañeras han participado, junto con maestros y profesores de otros países, en dos cursos de formación.





Uno de ellos sobre la Mejora de las Habilidades Comunicativas en la Lengua Inglesa y otro sobre Innovación y Creatividad en el Aula.
Esta formación se ha realizado durante el pasado mes de agosto y ha tenido una duración de 2 semanas.








Las clases tenían lugar en el Oxford Union; un emblemático y prestigioso lugar de la Universidad de Oxford. Se trata de un pequeño edificio neogótico de ladrillo rojo. Un foro de debate donde, a lo largo de la historia, se han formado importantes políticos británicos y han participado grandes oradores y personalidades como Albert Einstein, Stephen Hawking, Winston Churchill, Margaret Thatcher, John Major, Richard Nixon, Bill Clinton, el Dalái Lama, Teresa de Calcuta, Mahatma Gandhi…


Cada mañana se reunían en la “William Morris room”, una pequeña sala decorada con papel pintado diseñado por William Morris. Un hombre muy creativo con múltiples facetas artísticas, (arquitecto, diseñador textil, poeta, artesano y fundador del movimiento Arts and Crafts).
Durante las primeras horas de clase de la mañana se trabajaba en gran grupo y se dedicaban al coloquio y al debate sobre los distintos sistemas educativos y aspectos socioculturales de los países de origen de los participantes y también para trabajar algunos aspectos lingüísticos de la lengua inglesa. Esto resultaba muy interesante, ya que comparar los marcos educativos, compartir e intercambiar experiencias con otros profesores y maestros siempre resulta enriquecedor.








Después de un descanso para el “lunch” se retomaban las clases. En este momento se trabajaba en pequeño grupo y las sesiones eran más específicas sobre el tema a tratar en cada curso.


Toda la formación se ha realizado en inglés. Esto ha supuesto una gran oportunidad para que nuestras maestras pudieran mejorar su competencia en lengua extranjera.



Cada día, después de terminar la jornada de formación, nuestras compañeras tenían la oportunidad de visitar los preciosos Colleges de la Universidad, visitar algún otro punto interesante o descubrir un rincón mágico de esta ciudad conocida como “La Ciudad de la Agujas de Ensueño”
Será un placer compartir con todos los maestros del centro todo lo aprendido y poder llevar a cabo tantas ideas con nuestros alumnos.










jueves, 29 de junio de 2017

FIN DE CURSO CON ERASMUS+



Aquello que nos parecía tan lejano a mediados de septiembre, el final de curso, ha llegado a una velocidad pasmosa, casi sin darnos cuenta. Nueve meses después nos damos cuenta de todo lo aprendido, de todo lo vivido, sufrido, reído… Y volvemos a disfrutar de esa sensación especial de haber cumplido con el deber, de haber devorado libros llenos de conocimiento, de haber compartido infinidad de anécdotas con los amigos, etc. Y nosotros, desde la perspectiva de maestros, volvemos a saborear esa sensación especial de nuestra profesión de ver a “nuestros chic@s” más maduros, más preparados, más personas, y nos preparamos, no sin una buena dosis de nostalgia, para decirles adiós a los más mayores.
Así llegamos a las actividades que cierran un curso en el que no podemos olvidarnos del tema que ha marcado cada una de las ocasiones especiales como el Día de San José, Navidad, Día de la Paz, Carnaval, Día del Libro… no podíamos dejar el tema de Francia, base de nuestro proyecto Erasmus+.
Los alumnos de sexto curso han despedido el festival con una muy buena interpretación de la canción “L’oiseau et l’enfant”, un canto lleno de optimismo, de amor por la vida y por las cosas y personas sencillas.
Los alumnos de sexto se despiden del Cole cantando L'oiseau et l'enfant

 La alegría en la segunda parte de la jornada, en un día tremendamente caluroso, lo puso la carrera de las familias que este año se desarrolló en el patio con un relevo en el que, entre todo el equipo,  había que trasladar el agua de un barreño a una botella ayudándose únicamente de una esponja. Una vez conseguido este reto el equipo debía completar un puzle de un monumento de París, que para esta ocasión se trataba de El Palacio de Versalles para los mayores y La Torre Eiffel para los pequeños.
 

El colofón a este día festivo vino con la entrega de premios del concurso “Conociendo Francia con Erasmus+, un concurso que ha tenido lugar a lo largo de este último trimestre y cuya temática era investigar y superar retos sobre monumentos, personajes, cultura francesa... Con una participación extraordinaria agradecemos a todos los participantes su implicación y les damos la enhorabuena a todos ellos, especialmente a los ganadores de esta primera edición que han sido:
Educación Infantil: Pilar Díaz-Cano Díaz-Muñoz
1º y 2º: Julián Sánchez Mateos-Aparicio.
3º y 4º: Rubén Moraleda Pardilla
5º y 6º: Carmen Quevedo Menchén

Fue un final fantástico, refrescante y participativo. Agradecemos la colaboración de toda la comunidad educativa y nos despedimos hasta el próximo curso en el que, sin olvidarnos de Francia, nos implicaremos en la segunda parte de nuestro proyecto Erasmus+.  

¿De qué tratará? Tendremos que esperar…
 
Feliz Verano.